10 razones por las cuales nunca vas a generar clientes potenciales usando redes sociales

El articulo original en inglés viene de Real Estate Tomato, escrito por Daniel Bates.

Mucho ha sido escrito sobre el tema de usar las redes sociales para generar clientes potenciales, y la mayoría no ha sido positivo. En muchos casos, esto se debe a un uso indebido de las herramientas, y no a un problema de las herramientas en si mismas.

Cuando enseño “marketing en redes sociales” a mis alumnos, no lo hago como si fuera una solución mágica que ayudará a todos ni digo que sea algo diferente a lo que es. Simplemente busco la manera en la que un agente específico pueda usarlo para comunicarse con su audiencia, y después desarrollo junto con él un plan para realizar ese objetivo.

1. No la entiendes

Estás buscando clientes potenciales tanto que no puedes ver lo que ya hay enfrente de ti.

No debes tratar a toda la gente como si fuera un cliente potencial – trátala como un ser humano, no como una fuente de dinero. Las redes sociales consisten en crear relaciones. Si no buscas crear relaciones, no deberías participar.

2. No sigues las reglas

¿Las reglas fueron creadas para ser rotas, no?

Pues, no las reglas del protocolo social.

No envíes correo basura/spam

No sonreir al extenderle la mano a alguien que conoces por primera vez puede arruinar tu oportunidad de dar una buena impresión. No seguir el protocolo de las redes sociales puede hacer lo mismo.

Siempre recomiendo a los agentes participar por lo menos un mes en las redes sociales antes de promocionar sus negocios. Pero lo más importante es entender el daño de enviar correo basura (más conocido como spam!). La manera más rápida de degradar tu sinceridad es promocionarse sin pensar.

3. Tu audiencia está compuesta de otros agentes inmobiliarios

Muchos agentes pierden su foco por creer que tener éxito significa tener más seguidores/fans que los otros agentes.

Es muy común que los agentes inmobiliarios se promocionen en blogs, grupos, y sitios para agentes inmobiliarios. Por eso, muchos agentes siguen otros agentes, esperando que ellos les devuelvan el favor…y lo hacen.

Pero, aparte de la pequeña oportunidad de obtener un nuevo contacto, eso no significa nada.

Los agentes inmobiliarios son las últimas personas que quieres que te sigan porque distorsionan tus resultos.

Cuando hablo de mi trabajo con mis estudiantes, les suplico que no sigan mi página porque cuando llego a un hito, quiero saber que fue por fans verdaderos con los cuales tengo la oportunidad de trabajar.

Si haces tu trabajo corectamente, el contenido de tus páginas debe aburrir a los agentes fuera de su área geográfica.

La excepción es cuando la gente reconoce que “lo haces bien” y otros agentes te siguen como ejemplo. En este caso es probable que no puedas parar ese movimiento, lo que puede llevarte al nivel más alto. Hasta que eso pase, mantén los grupos separados en tu cabeza y no tengas miedo de borrar a los agentes que tratan de interrumpir la conversación.

Tú trabajaste duramente, ellos no.

4. No haces una línea entre lo personal y lo profesional

Tus páginas de redes sociales incluye fotos de ti tomando demasiado en una fiesta durante el fin de semana, un inmueble nuevo, un pensamiento abstracto que no significa nada para nadie, un artículo sobre comprar una casa nueva, un “checked-in” en McDonald’s, tu Alcachofa de Oro de Farmville, y un video de inmobiliarios que me pone enfermo de sólo mirarlo.

Si tenías la oportunidad de tener éxito, la arruinaste al sentarte y mandar correo basura/spam sobre negocios a sus amigos y sobre tu vida personal a tus contactos profesionales. En Facebook, es fácil separar los dos (y, según las reglas de Facebook, tienes que hacerlo): Mantén una página personal para tus amigos y una página profesional para tus negocios.

5. Olvidaste la “regla de oro”

No puedes esperar que la gente te ayude si tú no tomas un momento para ayudarla.

O, si prefieres, “trata a los demás como quieres que los demás te traten.”

La gente que sólo “quiere” no permanece en los sitios de las redes sociales cuando los demás se enteran de que eso es lo único en lo que piensa.

6. No te has enterado de que el mundo inmobiliario es aburrido

Sigues el consejo de crear una página profesional pero la nombras “Juan Perez, el experto inmobiliario de Kalamazoo, un agente de Perez y Perez Negocios Inmobiliarios.” Procedes a escribir sobre todos tus inmuebles y los gráficos de datos sin explicar lo que significan. Después, te sientes frustrado porque nadie sigue tu página y decides sugerirla a tus amigos otra vez. Cuando todavía no te sigue nadie, vuelves a escribir sobre los negocios en tu página personal y todos, incluyendo tu pareja, te dejan de seguir.

En vez de eso, considera crear una página sobre tu nicho en la que discutes no sólo sobre el negocio inmobiliario, pero también noticias locales, fotos, hechos, y eventos que van a interesar a la gente en tu nicho.

Prueba promocionar las actividades de otras páginas locales en Facebook, incluye algunas fotos y hechos interesantes, y después incluye unos artículos sobre tus inmuebles.

7. No respondes a la gente

Cuando la gente te manda un mensaje o comentario, no respondes con puntualidad o ni siquiera respondes. Esto da la impresión de que no te interesa fomentar esa relación. Vivimos en una sociedad que busca resultos inmediatos y no responder a un mensaje en Internet con puntualidad (definida por quién mandó el mensaje, no por ti) hará que pierdas clientes.

Afortunadamente, Facebook acaba de empezar a notificar a los administradores de las páginas de fans cuando hay un mensaje o comentario nuevo, un problema que había afectado a la gente que no supervisaba sus páginas por lo menos una vez por la mañana y una vez por la noche. ¡No hay excusas!

8. No buscas gente nueva

Tienes las mismas 10-100 personas que se suscriben a tu blog, te siguen en Twitter, y les “gusta” tu página en Facebook, pero la mayoría son tus amigos y tus familiares que no querían herir tus sentimientos.

Algunos participan para levantar tu ego y el resto te ignora. Entonces, o enfrentas la dura realidad o te sigues engañando y creyendo que tienes buen contenido y una audiencia atenta.

Si no encuentras una audiencia nueva, tienes que considerar algunas cosas:

Puede ser que tu mensaje sea aburrido o difícil de entender. También es posible que tengas que promocionar tu página para encontrar una audiencia más grande.

9. Pasas todo el tiempo leyendo

En vez de crear un plan considerando quién es tu audiencia y qué quiere experimentar esa audiencia, sólo creas una página y empiezas a imitar lo que los otros agentes han hecho.

No es un problema seguir los ejemplos de los mejores agentes. Pero la mayoría de agentes son malos ejemplos y por ende una pérdida de su tiempo.

No te pases el tiempo escuchando la charla en Internet, pasa el tiempo trabajando en tu propio contenido. Descubre quién es tu audiencia y de que quieren que hables.

10. No te importa que todos sepan que no te importa

Después de ver en la televisión otro informe sobre la importancia de las redes sociales (por un reportero que no entiende nada sobre redes sociales), estás finalmente inspirado para mejorar tu presencia en Internet.

Contruyes una página en Facebook y Twitter, pones enlaces a estas páginas en tus sitios web, rompes las reglas de la 1 a la 9, y estableces un programa automático para poner artículos de tu blog en tus páginas de Facebook y Twitter.

Previsiblemente, olvidas tus contaseñas porque nunca más visitas esas páginas.

Alguien que encuentra tus páginas ve que las ignoras y sigue navegando hacia las páginas de los otros agentes.

El articulo original en inglés viene de Real Estate Tomato, escrito por Daniel Bates. Traducido al español por Adam Davis y Nicolás Woller.

Comentarios

Entradas populares de este blog

Economic slowdown: Is it Good or bad for the real estate market in Colombia?.

Ley facilitará el retorno de los colombianos que viven en el exterior

Estan los Precios de la finca raiz en Colombia sobrevaluados?