A la conquista de los "Baby Boomers" retirados

Las sinergias entre el proyecto de marco legal de incentivos fiscales para la segunda vivienda y el ya existente régimen de zonas francas para servicios de salud permitirían a Colombia convertirse en líder regional en materia de atracción de pensionados americanos, generando grandes beneficios económicos para el país.


En entrevista concedida a la cadena Fox News, Christopher Howard, considerado como una autoridad en el mercado de vivienda para pensionados americanos, citó las características que hacen de Costa Rica y Panamá los destinos ideales para que los retirados decidan comprar una vivienda en dichos países: buen clima todo el año, bajo costo de vida y cercanía con Estados Unidos. Costa Rica es el destino líder en el mercado porque, además de dichos incentivos, cuenta con cobertura médica adecuada y a un precio razonable.

A pesar de contar con las mismas condiciones climáticas, geográficas y con servicios médicos de mayor prestigio, nuestro país no ha logrado competir en este mercado porque no se han creado los incentivos legales para fomentar la construcción de segunda vivienda para retirados extranjeros.


Costa Rica implementó en 1985 un marco normativo de doble vía: incentivos fiscales a los constructores que desarrollen proyectos orientados a este mercado e incentivos fiscales y aduaneros para los pensionados que decidan instalarse en esos proyectos. Lo propio hizo Panamá en 1994.


Hace 4 años se anunció con bombos y platillos el trámite de un proyecto de ley que buscaría copiar el modelo de estos países, mediante la adopción de un marco normativo que ayudaría a incentivar a constructores a desarrollar nuevos proyectos orientados a la atracción de rentistas extranjeros. La llamada Ley de la Segunda Vivienda ha sido descartada de las prioridades legislativas desde entonces, privando a Colombia de un mecanismo ideal para fomentar el desarrollo del país.

En este link se encuentra un excelente análisis del proyecto de ley realizado por la firma KPMG

El mercado potencial: los “Baby Boomers” con menores recursos

El momento para apostarle a este mercado es ideal: los ciudadanos americanos nacidos durante la explosión demográfica de las décadas siguientes a la segunda guerra mundial (conocidos como “Baby Boomers”), están llegando a la edad de jubilación.


Según el portal Future Years, especializado en ofrecer orientación en asuntos relacionados con el retiro de la actividad laboral, alrededor de 75 millones de ciudadanos americanos se están jubilando en la presente década. Se considera que una gran porción de estos no tienen el suficiente sustento para mantener los mismos niveles de vida en Estados Unidos, por lo cual se prevé que consideren salir del país en búsqueda de mejores condiciones.


Una encuesta realizada por New Global Iniciatives y Zogby International reveló que, en total, 3 millones de americanos retirados viven fuera de Estados Unidos y otros 17 millones lo están considerando.


La oportunidad para Colombia no está en la atracción de los retirados con mayores recursos, que ya tienen claro su panorama en lugares de retiro tradicional de alto costo como Francia, España, Italia o Nueva Zelanda.


La estrategia de atracción se debe orientar hacia aquellos individuos que, como consecuencia de la crisis económica que ha golpeado a Estados Unidos durante los últimos años, necesitan ubicarse en lugares que se adapten a sus necesidades y posibilidades. Estas mismas necesidades son las que han convertido a Costa Rica en el “Nuevo Florida”, según Fox News.


Zonas Francas de Servicios de Salud como complemento perfecto para la ley de segunda vivienda


Costa Rica reporta un flujo anual de 50.000 jubilados, la mayoría provenientes de Estados Unidos. Además de la dinamización de la industria de la construcción y la generación de empleo asociados a la construcción de las nuevas viviendas, dicha migración genera divisas por aproximadamente US$ 6.500 por cada turista (US$ 325 millones anuales) [1]. Esto, en un país con una superficie equivalente al 4% de la de Colombia.


Las autoridades de Costa Rica saben que las condiciones de su país son similares a las ofrecidas por países vecinos. Sin embargo se han enfocado en el fortalecimiento de los servicios de salud como una ventaja competitiva. Esta estrategia ha permitido que el 60% de los retirados que llegan a Costa Rica estén motivados en la búsqueda de servicios médicos de calidad y a bajo precio.

Las ambiciones de Costa Rica no parecen tener límite. El sector privado creó la Asociación de Comunidades de Retirados de Costa Rica (PRORETIRE), con el único fin de convertir a su país en una potencia mundial en materia de atracción de retirados. El crecimiento anual de 7% en esta industria busca consolidarse mediante la creación de pueblos en parques naturales y zonas costeras donde, además de vivienda, se ofrezcan servicios integrales, siendo la salud el eje principal. Esto, repito (con redundancia intencional), en un país con una superficie equivalente al 4% de la de Colombia.

Colombia no solo tiene las mismas condiciones de atractividad generales de Centro América para atraer a retirados sino que, además, tiene un sistema de salud suficientemente avanzado y un marco legal de última generación que le permite competir cómodamente para mejorar las condiciones diferenciadoras que han logrado el posicionamiento de Costa Rica como líder del mercado.

En efecto, en cuanto a la calidad de los servicios médicos, según la Organización Mundial de la Salud (OMS), Colombia ocupa el primer lugar en América Latina en materia de desempeño global de los sistemas de salud. Por su parte, 20 instituciones médicas colombianas cuentan con acreditación nacional y dos con el sello de calidad de la Joint Commission International.

En materia de incentivos, dentro del régimen de zonas francas modernizado en el año 2007 (decreto 4051 de 2007), se incluyó un marco especial para la adopción de zonas francas de servicios de salud. La posibilidad de lograr una tarifa preferencial de impuesto de renta (15%) a las empresas instaladas en estas zonas y los beneficios aduaneros existentes (no pago de aranceles e IVA sobre la maquinaria y equipos ubicados dentro de la zona), han motivado la creación de 7 zonas francas a lo largo del territorio nacional.

El enfoque de estas zonas francas, sin embargo, ha estado orientado al turismo ocasional de extranjeros que buscan servicios médicos de calidad pero vuelven a su país de origen una vez finalizado el tratamiento.


La Ley de la Segunda Vivienda, en caso de adoptarse, encontraría un complemento perfecto en el régimen de zonas francas existente. La creación de megaproyectos orientados a la segunda vivienda de pensionados extranjeros donde, además de los beneficios fiscales ofrecidos por esta, se ofrezca un entorno competitivo para la prestación de servicios médicos, podría constituirse en un modelo de clase mundial que permitiría incursionar con éxito en este nuevo mercado.

Más allá del Caribe

Cartagena y Santa Marta han tenido un dinamismo inmobiliario significativo los últimos años. La atractividad de sus centros históricos y playas han fomentado la construcción de proyectos de gran escala que han impulsado el desarrollo de la región Caribe.


Aunque los proyectos que se promuevan en el futuro para la atracción de los “Baby Boomers” deben considerar prioritariamente al Caribe Colombiano como destino predilecto por sus atractivos naturales, se deben considerar otras regiones del país que cuentan con un potencial turístico importante y donde se podrían ofrecer soluciones de vivienda mas económicas para el segmento que se busca satisfacer.


Así lo ha entendido el Gobierno Nacional, que ha manifestado su intención de “descartagenizar” la oferta turística de segunda vivienda, fomentando los desarrollos en otras zonas, como el Eje Cafetero, los Llanos Orientales, el Valle del Cauca, el norte del Valle y otros sectores del país.


Enfoque: aprobar la Ley de Segunda Vivienda e impulsarla simultáneamente con los incentivos a los servicios de salud

Es importante que el Congreso de la República le dé prioridad al trámite de la Ley de Segunda Vivienda. Simultáneamente, el sector privado, los gremios y el Gobierno Nacional deben entender la sinergia entre segunda vivienda y servicios de salud como factor diferenciador para el posicionamiento de Colombia como actor relevante en materia de atracción de pensionados extranjeros.

Haga click aqui para leer el articulo original por Federico Gomez Pardo - Socio de Stratlegal

También sería interesante la creación de una asociación de empresas privadas que, con el apoyo del Gobierno Nacional, se en foque hacia este fin.

Comentarios

Entradas populares de este blog

Economic slowdown: Is it Good or bad for the real estate market in Colombia?.

Ley facilitará el retorno de los colombianos que viven en el exterior

Estan los Precios de la finca raiz en Colombia sobrevaluados?